Enero 2018


10/01/2018

NOTICIA. El 09/01/2018, la República Popular Democrática de Corea (Norte) y la República de Corea (Sur) reanudaron, tras dos años de suspensión, las reuniones entre representantes políticos de ambas naciones.

Comentario

Península de Corea, un camino hacia la reconciliación

Después de dos años de congelamiento de las relaciones políticas entre las dos coreas, con motivo de los juegos olímpicos de invierno de febrero en Pyeong-Chang (Corea del Sur), Seúl y Pyongyang, iniciaron contactos para posibilitar la participación de los atletas de Corea de Norte, que culminaron el 09/01/2018 en un primer encuentro en la aldea fronteriza de Panmunjom entre representantes políticos de los gobiernos de ambas naciones.
Este encuentro fue propuesto por el gobierno de Corea del Sur con el fin de iniciar conversaciones políticas con Corea del Norte. El gobierno de Corea del Norte, tras conocer la decisión de Corea del Sur de aplazar las maniobras militares de primavera que anualmente realiza con EEUU, acogió con beneplácito tal iniciativa.
Para Corea del Norte, la suspensión o alejamiento de estas maniobras militares de sus fronteras ha sido una condición básica para el establecimiento de relaciones entre ambas naciones, y la desafortunada decisión de armarse nuclearmente ha venido en gran medida determinada porque en su entendimiento estas maniobras no tienen un carácter defensivo sino que están diseñadas por EEUU para una guerra ofensiva contra Corea del Norte.
El encuentro entre ambas coreas estuvo representado por el ministro surcoreano de Unificación, Cho Myoung-gyon, y por el presidente norcoreano del Comité de Reunificación Pacífica de Corea, Ri Son-gwon, y las delegaciones estuvieron compuestas por cinco miembros de cada gobierno.
En lo concerniente a los juegos olímpicos de invierno, Pyongyang anunció su participación en varias modalidades, por su parte, la representación surcoreana propuso hacer un desfile conjunto de ambas coreas durante las ceremonias de inauguración y clausura de los Juegos.
El clima positivo de la reunión permitió abordar las cuestiones políticas entre ambas coreas. La representación norcoreana volvió plantear la apertura de negociaciones para lograr la reconciliación y unión de las dos Coreas; la representación de Seúl ofreció celebrar antes de la festividad del Año Nuevo Lunar, en febrero próximo, una reunión de la Cruz Roja para discutir la reunificación de las familias separadas por la guerra en la década de 1950, y la realización de un encuentro a nivel militar para buscar alternativas basadas en la cooperación y el respeto recíproco que permitan frenar las tensiones y promover la paz en la Península. Al término de la reunión las dos coreas acordaron establecer un canal de comunicación entre los ejércitos de ambas coreas, lo cual ha sido positivamente acogido por China, Rusia, Japón y la UE, como base para un eventual avance hacia una salida pacífica y dialogada a la desnuclearización de la península coreana.

Después de una año de tensiones entre las dos coreas por las pruebas nucleares y de misiles de largo alcance por parte de Corea del Norte, que han conllevado duras sanciones contra este país con la aprobación del CSNU a iniciativa de EEUU, parece que se abre un periodo de distensión, una oportunidad que no debiera ser desaprovechada por los gobiernos de ambas coreas para avanzar en un proceso de restauración de la confianza que permitiese abrir un camino efectivo hacia la reconciliación.
Sin embargo, los obstáculos en el camino parecen insalvables. El primero, por la decisión del gobierno norcoreano de proseguir con su programa de convertirse en una nación nuclearmente armada y con capacidad de golpear el territorio estadounidense; el segundo, por la política de EEUU de intentar acabar con el régimen político de Corea del Norte, expresado en la concentración de armamento y efectivos militares en la República de Corea y en las reiteradas y amplias maniobras militares en las puertas de Corea del Norte.
Rusia y China han elaborado una iniciativa para eliminar estos dos obstáculos, basada en la denominada doble suspensión que consiste en que Pyongyang suspenda sus actividades nucleares y lanzamientos de misiles a cambio de que Seúl y Washington cancelen sus maniobras militares a gran escala, pero hasta ahora tal iniciativa no ha prosperado.
Para EEUU las maniobras militares suponen el máximo exponente del cerco y presión al gobierno de Corea del Norte, y a su vez supone el seguro de la continuidad de la tutela de EEUU sobre Corea del Sur. El año 2017 que se ha caracterizado por la tensión entre ambas coreas, el gobierno de Corea del Sur ha estado relegado por el gobierno estadounidense quien en todo momento ha liderado las declaraciones y las políticas contra Corea del Norte, dejando meridianamente claro que en los asuntos militares quien manda en Corea del Sur no es el gobierno de esta nación sino EEUU.
Para Corea del Norte, su programa de armamento nuclear con capacidad misilística de alcanzar EEUU se ha constituido en el seguro disuasorio de que EEUU no atacará su territorio. La efectividad del mismo puede ser cuestionada, pero otra cosa es ponerlo a prueba, y EEUU no va a ser tan insensato como para correr ese riesgo. Hasta ahora la disuasión en el terreno militar la basaba Corea del Norte en su potencial militar contra su vecino de Corea del Sur, pero ahora este factor ha quedado relegado a un segundo plano ante el armamento nuclear.
Las guerras que EEUU ha estado implicado desde el comienzo del siglo XX se han caracterizado porque han estado a miles de kilómetros de su Territorio, y por la incapacidad de las naciones confrontadas para alcanzar el mismo. Corea del Norte al dotarse de armamento nuclear pretende cambiar esa ecuación, su capacidad disuasoria ya no se basa en la amenaza a los aliados regionales de EEUU, sino en la amenaza directa a su territorio.
La posesión de armas nucleares por parte de Corea del Norte es inaceptable para la sociedad mundial porque representa un atentado al tratado de no proliferación de armamento nuclear, y porque el hecho de que en una de las zonas del mundo con mayor riesgo de que se desate una guerra estén los contendientes en posesión de armas nucleares, es un peligro para la región y para toda la humanidad.
Sin embargo, es un hecho objetivo que no puede ser ignorado. Las medidas de presión para que el gobierno de Corea del Norte abandone su programa de armamento nuclear hasta ahora han sido infructuosas. La propuesta de Rusia y China de la doble suspensión no resulta del agrado ni de EEUU ni de Corea del Norte, porque lo que está en cuestión es quien empieza a desarmarse primero, para EEUU esta claro que lo debe hacer Corea del Norte porque contraviene las resoluciones internacionales, pero Corea del Norte una vez alcanzado su estatus de nación nuclearmente armada no va a renunciar al mismo mientras EEUU no deje de amenazarla. Hasta ahora, ninguna nación que alcanzado el poder militar nuclear fuera del Tratado de no proliferación nuclear, como han sido la India, Pakistán e Israel, han renunciado al mismo.
En este nuevo escenario, el desarme nuclear de toda la península de Corea, tanto en Corea del Norte como por la parte estadounidense en Corea del Sur donde alberga bombarderos con capacidad nuclear, solamente puede venir de los avances en el diálogo y la negociación de ambas coreas con el objetivo de la reunificación en una sola nación. Sin embargo, el oponente principal a un proceso de estas características es EEUU, pues en un proyecto de reunificación basado en el acuerdo en el que los gobiernos de ambas coreas fueran los protagonistas, EEUU por el antagonismo con Corea del Norte no debiera contar.
El proyecto de reunificación que apoyaría EEUU sería el de la rendición de Corea del Norte y la absorción de este territorio por Corea del Sur a la vez que EEUU mantendría su despliegue militar en la península coreana, es decir, lo extendería a Corea del Norte, pero en la actualidad tal pretensión se ha vuelto irrealizable política y militarmente y la reunificación tendrá que basarse en el consenso de las partes o no se realizará.
La iniciativa de desenredar el nudo gordiano que mantiene aprisionada a la península de Corea, solamente puede venir de Corea del Sur, la cual debiera basarse en dos pilares: 1. el acercamiento a Corea del Norte en base a negociaciones, y 2. el distanciamiento del gobierno de la República de Corea de la influencia militar estadounidense que permita generar un clima de confianza entre ambas coreas.
Es difícil imaginar como sería la fundación de una sola nación en la península de Corea, pero lo que si es evidente que la reunificación basada en el consenso de las dos coreas traería el final de las armas nucleares por carecer de sentido su posesión, y pondría fin a la justificación de la presencia militar estadounidense en la península de Corea.
También es difícil imaginar como podrían convivir en una sola nación dos sistemas políticos tan diferentes como el de Corea del Norte y del Sur, pero todo es posible. En China en una sola nación conviven dos sistemas, el gobernado por el Partido Comunista, y el de Hong-Kong y Macao, que continúan con el sistema político que tenían bajo el dominio colonial antes de reincorporarse a China.
Una nación dos sistemas, podría ser un comienzo para una sola Corea y, posteriormente, el curso de la historia trazaría el camino de como sería la nueva nación sin ninguna potencia mundial que la tutele.

Tal vez, el gobierno de Corea del Sur, tras un año de sentir como eran usurpadas sus funciones en el ámbito internacional por EEUU, ha decidido dar un paso soberano al frente, e iniciar el único camino ya posible para alcanzar el desarme y la paz definitiva: el camino de la reconciliación y la reunificación.

--------------------------------------------------------------

01/01/2018

NOTICIA. El 29 de diciembre de 2017 entró en la historia cómo el día más caliente de todos los 29 de diciembre registrados en Moscú.

NOTICIA. El 28/12/2017, las temperaturas descendieron en el Noreste de EEUU en un ola de frío sin precedentes en los registros meteorológicos  desde Arkansas hasta Maine.

Comentario

Reflexiones sobre el cambio climático

Con ausencia de sol y las temperaturas más altas de los últimos 138 años, así es cómo Moscú vive la temporada entre la Navidad católica del 25 de diciembre y la Navidad ortodoxa del 7 de enero, asociada históricamente a temperaturas bajo cero.
Pero el tránsito del año 2017 al 2018 no es así. Según los meteorólogos rusos, la ausencia de nieve es resultado de la llegada de una ola subtropical a la meseta central rusa proveniente del mar Negro, que provocó que el 29 de diciembre en Moscú la temperatura mínima se situará en  3,7 grados Celsius, siendo la temperatura más alta en ese día del año desde que se tienen registros. Los meteorólogos rusos han pronosticado unas fiestas de navidad en la capital rusa sin heladas.

En EEUU, el jueves 28/12/2017, las temperaturas descendieron a niveles sin precedentes desde Arkansas hasta Maine y se prevé que se mantendrán así todo el fin de semana y la primera semana de enero del 2018, afectando incluso a Texas y Florida.
El viernes 29/10/2017, las autoridades estadounidenses hicieron un llamamiento a la población a cuidar de los más necesitados y vulnerables, como los ancianos y los que viven solos, advirtiendo sobre los peligros de la hipotermia y la congelación ante el frente de aire gélido que viene desde el centro hasta el noreste de Estados Unidos. En Watertown, en el estado de Nueva York, las temperaturas habían descendido a 35 grados centígrados bajo cero y las máximas no sobrepasaron los 22 grados centígrados bajo cero.
Situación del tiempo en el hemisferio boreal el 30/12/2017
Fuente: Meteogrup. Elaboración propia
En el mapa mundial de Isobaras del 30/12/2017, del hemisferio boreal comprendido entre los 35º y los 65º de latitud se puede apreciar como la circulación atmosférica está principalmente influenciada por dos potentes anticiclones, uno situado en el centro occidental de Asia con un núcleo de 1.037 milibares que introduce las corrientes de aíre cálido desde el sur-oeste de Asia hacia la región de Moscú sobrepasando las mismas los 65º de latitud; el otro anticiclón tiene su centro al sur de Canadá con 1.045 milibares, e introduce aíre frío desde la región ártica por encima de los 65º a la parte oriental de EEUU hasta los 35º de latitud.
Con esta situación, el 30/12/2017 se produce la paradoja de que Moscú situado en las coordenadas 55°45′21″N 37°37′04″E, las temperaturas oscilaron entre 1ºC y 2ºC, mientras que en Nueva York localizado a 40°40′N 73°56′O, es decir, 15º más al sur que Moscú, las temperaturas ese mismo día oscilaron entre -9 ºC y -3 ºC.
Esta inusual ola de frío en la costa este de EEUU fue sarcásticamente interpretada por el presidente de EEUU, Donald Trump, negacionista del cambio climático global, en un mensaje el 28/12/2017 en Twitter: “En el este, podría ser la víspera de Año Nuevo más fría de la que se tenga registro”. “Tal vez nos vendría bien un poco de ese viejo calentamiento global por el que nuestro país, pero no los demás, iba a pagar billones de dólares para protegernos de él. ¡Abríguense!
Donald Trump, ha expresado su escepticismo en repetidas ocasiones sobre el cambio climático global, llegando a considerarlo en su campaña electoral una “farsa” inventada por China para perjudicar a las industrias estadounidenses. A principios del 2017 anunció su intención de retirar a EEUU del acuerdo climático de París del 2015, enfocado en  el objetivo de frenar las emisiones de gases de efecto invernadero, lo cual realizó posteriormente; en contraposición a las tesis del presidente estadounidense, la Organización Meteorológica Mundial (OMM) afirmaría el pasado noviembre, que el año 2017 iba camino de ser el más cálido del que se tiene registro.
Sin embargo, esta situación meteorológica de gélidas temperaturas en el centro y este de EEUU, y moderadas en la parte Europea de Rusia, no es nueva. En el comienzo del invierno boreal del 2013-2014, EEUU sufrió también una ola de frío con temperaturas tan bajas que rompieron récords con: -35 ºC en Fargo, Dakota del Norte; -29 ºC en Madison, Wisconsin, y -26 ºC en Minneapolis, Indianápolis y Chicago. En esas mismas fechas las temperaturas de Moscú también fueron moderadas, mientras que en Argentina el comienzo del verano austral trajo una ola de calor extremo no conocida en Buenos Aires desde que se tienen registros hace cien años.
En el año 2017, además de la desconcertante ola de frío en el este de EEUU y de temperaturas suaves en Moscú al final del año, se han producido también otros meteoros extremos que han tenido su mayor impacto en los países del Caribe que se han visto azotados en septiembre por reiterados huracanes alcanzando los huracanes Irma y María, categoría cinco, la más alta de la escala.
Los fenómenos meteorológicos extremos se han producido históricamente repetidamente pero en los últimos años la fuerza de algunos de ellos y sobre todo su más acentuada reiteración están confirmando el nexo de unión entre el cambio térmico climático y las variaciones en la circulación general atmosférica. El calentamiento de las masas de aire que fluyen de oeste a este, separadas por la corriente en chorro (Jet Steam), estaría provocando un reajuste en la formación de la vaguadas y dorsales en altura, el cual, no se produce gradualmente sino de forma convulsa.
Elaboración propia
El dar crédito a este cambio es importante, pues de ello depende que se tomen medidas preventivas ante el riesgo de sequías prolongadas en las zonas de fuerte influencia anticiclónica, o en la planificación de la construcción de los asentamientos humanos y la ubicación de los mismos en las áreas de influencia ciclónica.
El nexo de unión entre el cambio térmico climático y las variaciones en la circulación general atmosférica, va a determinar que estas alteraciones duren y se acentúen mientras prosiga el calentamiento global de la troposfera debido a la concentración de los gases de efecto invernadero en el aire atmosférico.
Estos gases producen la retención en la troposfera de la radiación nocturna emitida por la Tierra en longitudes de onda larga hacia el espacio exterior. En la medida que aumenta la concentración de dióxido de carbono y de metano en el aíre atmosférico estos gases tejen una red más estrecha a la radiación saliente y el efecto invernadero se acentúa, provocando que la radiación que en décadas precedentes alcanzaba el espacio exterior quede atrapada en la troposfera. De esta manera, sin que exista variación de la constante solar en la radiación de onda corta de entrada diurna, la superficie de la Tierra se calienta porque al perder menos radiación durante la noche se enfría menos, tal y como se puede ver en la siguiente ilustración gráfica.
Posición de la Tierra el 30/12/2017. Imagen de elaboración propia.

La longitud de onda larga de la radiación terrestre está en función del menor promedio de temperatura mínima en una relación inversa, es decir a menor temperatura nocturna corresponde una mayor longitud de onda larga. Este fenómeno, produce que la retención relativa de radiación terrestre sea mayor en los ambientes más fríos y con noches más largas, de tal manera que el cambio climático térmico se acentúa en los climas fríos y se suaviza en los templados y cálidos. En ese sentido, el mapa sobre el calentamiento global elaborado anualmente por la NASA es ilustrativo.
Fuente. NASA.
En la imagen de calentamiento global ofrecida por la NASA, correspondiente a febrero del 2016, se puede apreciar como éste afecta principalmente al hemisferio boreal que es el que concentra la mayor parte de las emisiones de gases de efecto invernadero y dentro del mismo a las regiones más frías.
La repercusión del cambio térmico climático tiene ya una gran importancia, pues afecta a la formación de hielo y a los deshielos, de tal manera que disminuyen las masas de hielo y se acentúan los deshielos, ello produce un retroceso de los glaciares de montaña, y un menor avance en invierno de las masas de hielo marítimas en el Ártico y el Antártico, y un mayor retroceso en verano.
Este fenómeno afectaría también a la disminución de la reflexión de la radiación solar, pues al disminuir la superficie de las plataformas de reflexión de superficies heladas la captación de energía en la troposfera se incrementa lo que puede dar lugar a un aumento de las temperaturas diurnas y la consiguiente alteración de todo el ciclo térmico diario.
Otro aspecto de este cambio es la disminución de las precipitaciones en forma sólida en la alta montaña afectando al régimen de los ríos pluvionivales que adquieren una componente más pluvial y que en el caso de los grandes ríos de las zonas templadas con un gran componente nival puede provocar inundaciones desconocidas.
No obstante, la consecuencia más negativa del cambio térmico climático puede venir en la segunda mitad o hacia el final del siglo XXI si el cambio térmico climático, por tener una mayor incidencia relativa en las regiones más frías, afecta decisivamente al deshielo de las masas continentales heladas, iniciándose una transgresión marina que pueda inundar la mayoría de las playas y ciudades costeras del mundo donde vive la mayoría de la humanidad.

La meta fijada por (WMO), de no superar en el presente siglo en 2 ºC el promedio global respecto de mediados del siglo XX, y que en el mapa de la NASA se situaba ya en el año 2016 en 1,35ºC, es un indicador ambiguo pues no permite medir con exactitud el cambio térmico en las regiones más frías del que puede provenir el mayor riesgo para la humanidad de subida del nivel del mar por el deshielo de los glaciares de alta montaña y las masas continentales heladas principalmente de Groenlandia y la Antártida. Esa debiera ser la preocupación máxima, y el indicador que mejor mide la progresión del calentamiento global es la medición de las partes por millón (PPM) de los gases de efecto invernadero que se concentran en el aíre atmosférico.
El CO2, con el 59,80% es el gas que más contribuye al forzamiento radiativo respecto de la era preindustrial, seguido del CH4 (metano) que lo hace con el 19,20%. El incremento del CO2 en el año 2016 respecto de 1750 fue del 144%, y el del CH4 del 221,3%.
Fuente: Intergovernmental Panel on Climate Change (IPCC). Elaboración propia.
En la actualidad, la concentración de CO2, en el aíre atmosférico no tiene precedentes en la historia de nuestra especie desde el final de la última edad de hielo hace 22.000 años. El incremento del CO2 en ese periodo de 22.000 años hasta el inicio de la revolución industrial (1750) experimentó un aumento de 100 ppm, pasando de 180 ppm a 280 ppm. En los 266 años desde 1750 al 2016 el incremento fue de 123 ppm, superando a los 22.000 años precedentes, aunque el incremento significativo se producirá a partir de 1960 que registrará en 57 años un incremento de 90 ppm, a diferencia del periodo de 1750 a 1960, que en 210 años aumentó 36 ppm .
Fuente y gráfico WMO.
Desde el año 1959 se tienen registros diarios de la concentración de CO2 en el aire atmosférico registrados por la institución National Oceanic Atmospheric Administration (NOAA), lo que ha permitido medir su incremento con precisión.
Incremento del CO2 en el aire atmosférico por quinquenios tomando como referencia el último año del quinquenio
Fuente datos NOAA. Elaboración propia
La progresión en la acumulación del CO2 en el aíre atmosférico, tal y como marca la línea de tendencia en el gráfico de la izquierda, no se ha frenado a pesar de los acuerdos suscritos, como el protocolo de Kioto y la conferencia de París del 2015. Los dos únicos acontecimientos que moderaron esa escalada en el último medio siglo han sido: 1. la crisis del petróleo de 1973 en la que tuvo lugar un importante aumento de los precios del petróleo que produjo una fuerte contracción de la demanda, y 2. el desmantelamiento de gran parte de la industria soviética a principios de la década de los noventa tras el final de la URSS, que supuso, según fuente de EIA, que el conjunto de los países de la antigua URSS pasaran de emitir 3.820,85 millones de toneladas de CO2 en el año 1991, a  2.134,39 en 1998, un 45% menos.
La concentración de las ppm de CO2 en el aíre atmosférico constituye el indicador más relevante y preciso para medir el cambio térmico climático, sin embargo, hasta ahora no ha sido considerado por parte de la comunidad internacional para tomarlo como referente principal a la hora de trazarse objetivos para su reducción, en los que habría que tener en cuenta no solamente la reducción de las emisiones de CO2, sino la implementación de sumideros naturales y artificiales para su captura.
La experiencia más exitosa de un acuerdo internacional para limitar la emisión de gases a la atmósfera, ha sido el establecido para la reducción de los clorofluorocarbonos (CFC) con el fin de preservar la capa de ozono, suscrito en el Protocolo de Montreal de 1987.
Pero en el caso de combatir la concentración de CO2 en la atmósfera ha sido diferente. Los obstáculos para avanzar en un compromiso firme no solamente vienen de la ignorancia de los negacionistas del cambio climático, del que el presidente de EEUU, Donald Trump, es su máximo exponente, sino también de quienes se dicen abanderados en la lucha contra el mismo y suscriben todos los tratados al respecto pero posteriormente no los cumplen.
El protocolo de Kioto, fue el principal acuerdo suscrito para la reducción de emisiones de CO2, y el único hasta ahora que ha estado en vigor (2005-2012), pues los acuerdos de París del 2015, sobre el cambio climático, del que EEUU se ha desvinculado, todavía no se han aplicado.
La implementación del protocolo de Kioto entró en vigor el año 2005 al ser suscrito por las 55 naciones que sumaban el 55% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero, sin embargo en el balance final del mismo, se ha demostrado que una cosa es suscribir un tratado y otra cumplirlo.
El Protocolo de Kioto estableció el objetivo para que en el año 2012 las emisiones de CO2 se hubieran situado en un 5,2% por debajo de las de 1990, pero como se puede apreciar  en el siguiente gráfico las emisiones de CO2 a la atmósfera continuaron incrementándose, y quedó ampliamente incumplido con una desviación por incremento de emisiones del 59% respecto del objetivo marcado.
Fuente. Energy Information Administration / International Energy Outlook
La conclusión que se puede extraer del incumplimiento de los objetivos del Protocolo de Kioto es que ha sido debido a la estrecha relación entre crecimiento económico y  consumo de energía, junto al hecho de que esta energía provenga en más de un 80% de  los combustibles fósiles para su conversión en trabajo, que en el vigente sistema competencial mundial, se realiza mediante la externalización de costes en forma de libre emisión a la atmósfera de gases de efecto invernadero. Esta es una realidad que determina que los gobernantes antepongan el desarrollo económico a la limitación de emisiones de gases de efecto invernadero, y que ha tenido como consecuencia que se produzca en las últimas décadas una liberación masiva de gases de efecto invernadero, principalmente de CO2.
El indicador propuesto por China de marcarse objetivos de reducción de emisiones por unidad de PIB, intenta compaginar el necesario desarrollo económico con la implementación progresiva de una economía baja en carbono, lo que en el caso de China le está llevando a la sustitución del carbón por el gas natural como fuente de energía primaria así como el desarrollo de las fuentes energéticas renovables: hídrica, solar y eólica. Sin embargo, a pesar de la celeridad con la que China pretende alcanzar una economía baja en carbono, que le ha convertido en líder mundial en la generación eléctrica mediante estas energías renovables y en el desarrollo de las comunicaciones ferroviarias, su objetivo para el año 2030 es que su sistema energético dependa todavía en un 80%, de los combustibles fósiles.
EEUU, la otra nación junto con China, principales emisoras de gases de efecto invernadero, con la nueva administración republicana y con un presidente negacionista del cambio climático carece de planes de sustitución de las energías fósiles, en tanto estas nuevas energías supongan mayores costes de producción, situándose al igual que hizo con el protocolo de Kioto, y ahora con su salida de los acuerdos de París del 2015, al margen de los compromisos internacionales.
Tras la experiencia del protocolo de Kioto, la desesperanza de hallar una solución al freno de emisiones de CO2 globales, es más que fundada.

Artículo relacionado:
Cambio Climático y fenómenos meteorológicos extremos

Estudios relacionados:

Diciembre 2017


19/10/2017

NOTICIA. El 18/12/2017, el presidente de EEUU, Donald Trump, presentó la nueva doctrina estadounidense sobre Seguridad Nacional.

Comentario

El viejo discurso hegemónico en la nueva doctrina de seguridad estadounidense

El 18/12/2017, el presidente de EEUU, Donald Trump, en un documento de 68 páginas difundido por la Casa Blanca presentó la nueva doctrina estadounidense sobre Seguridad Nacional. Los fundamentos de la misma se basan en la consideración de que las naciones están en una competencia perpetua para extender su influencia global, en ese escenario la estrategia de seguridad se centra en cuatro aspectos: 1. proteger el país y su forma de vida; 2. promover la prosperidad estadounidense; 3. imponer la paz por medio de la fuerza, y 4. avanzar la influencia estadounidense en el actual mundo competitivo. En esta doctrina se incluyen, aunque de diferente manera, a aliados y adversarios.
A las naciones aliadas, en las que EEUU tienen fuertes contingentes de tropas desplegadas, principalmente Corea del Sur, Japón y Alemania se les exigirá una mayor contribución económica por la protección militar estadounidense, y al conjunto de las naciones de la OTAN, se tiene previsto reiterar la exigencia de aumentar sus gastos militares.
Las naciones rivales, se clasifican en dos grupos: 1. las naciones de "regímenes renegados" entre las que se incluyen a Corea del Norte; Irán, Cuba y Venezuela, y 2. las potencias revisionistas señalando expresamente como tales a Rusia y China, por su pretensión de querer cambiar el estatus quo mundial.
Donald Trump hizo de su lema Estados Unidos Primero” el eje de su campaña electoral. Ahora al anunciar la nueva doctrina de Seguridad Nacional, ese lema ha vuelto a estar presente:
- En política interior se vuelve a insistir en la construcción de un muro a lo largo de la frontera con México; la necesidad de realizar una reforma para promover la migración a Estados Unidos por méritos profesionales y no vínculos familiares, y en la actualización de los acuerdos comerciales para que sean ventajosos para EEU.
- En política exterior, a diferencia del discurso de la campaña electoral que se basó en la crítica a la política injerencista en los asuntos de otros países llevada a cabo por su predecesor Barack Obama porque no otorgaban ningún beneficio a la nación, ahora en la nueva estrategia de Seguridad Nacional, la política exterior se presenta más agresiva si cabe que la de su predecesor, contradiciendo las afirmaciones que el propio Donald Trump llegaría a realizar tras su elección "que no había sido elegido para gobernar el mundo sino EEUU".
La nueva Estrategia de Seguridad no difiere en el fondo de la de las anteriores administraciones, que es perpetuar la hegemonía estadounidense, sino en la forma de hacerlo, lo cual afecta principalmente  a la manera de entender el poder blando o poder de la propaganda y la cultura política.
El discurso occidental de la exportación de la democracia por la fuerza de las armas se ha revelado como una de las grandes mentiras de la propaganda occidental dirigida a su propia ciudadanía para justificar ante la misma las guerras contra los gobiernos que no se sometían a la tutela estadounidense. En el presente siglo, en el Medio Oriente y el Norte de África esta política de agresión ha dejado un rastro de cientos de miles de muertos y millones de desplazados por las guerras desatadas directa o indirectamente por las fuerzas de la OTAN en Afganistán, Irak, Siria, Libia y Yemen bajo la justificación de que eran naciones con regímenes totalitarios, mientras que a su vez en franca contradicción con ese discurso se consideraba y se sigue considerando a los regímenes monárquicos más absolutistas de la región como Arabia Saudita de aliados valiosos. Esta falacia escrita con la sangre de las victimas ha devenido en un ataque a la razón insostenible política y mediáticamente.
Ahora el objetivo es el mismo, el de preservar la hegemonía, pero los argumentos han cambiado. El discurso de la exportación de la democracia como justificación de las injerencias en otras naciones ha pasado a un segundo lugar y cobra prioridad el discurso de que en un mundo competitivo es necesario regirse por la ley del más fuerte. Para ello, con su nueva doctrina EEUU se coloca en el centro del sistema global y pasa a basar sus relaciones con el resto de naciones en acuerdos bilaterales. En ese horizonte, EEUU está desvinculándose de los acuerdos multilaterales como los tratados de libre comercio y los acuerdos sobre el cambio climático, y adoptando un nivel de compromiso bajo con las decisiones de los diferentes organismos de la ONU.
Ello supone un giro importante de la anterior estrategia de Seguridad Nacional elaborada en el año 2015 por el anterior presidente Barack Obama, quien apostó por los tratados de libre comercio, TTP y TTIP, y calificó al calentamiento global “de amenaza para la seguridad nacional" que le llevaría a suscribir el acuerdo de París sobre el clima en diciembre de ese año. A pesar de este drástico cambio, la nueva administración republicana no considera que EEUU vaya aislarse de otras naciones del mundo, sino que las mismas se avendrán por temor o interés propio al nuevo modelo de relaciones bilaterales propuesto por EEUU.

Esta agresiva doctrina de Seguridad Nacional fue respondida el mismo día de su proclamación por las dos potencias mundiales a las que principalmente está dirigida: Rusia y China.
El portavoz de la Embajada china en Washington, afirmaría: "China estará siempre comprometido con la paz mundial, el desarrollo global y el orden internacional. La paz y el desarrollo son el leitmotiv de nuestros tiempos y la aspiración común de todos. Cualquier intento en contra de esta idea es inadecuado y terminará siendo desechado por la época. La esencia del desarrollo chino reside en el bienestar de la gente, el rejuvenecimiento del país y la paz y prosperidad mundiales, por ello, la manera en la que China, el mayor país en desarrollo del mundo, y Estados Unidos, el más desarrollado, definan sus relaciones bilaterales es fundamental para el bienestar de ambas sociedades y de la comunidad internacional".
Por la parte rusa, el jefe del Comité de Relaciones Internacionales del Consejo de la Federación de Rusia, Konstantín Kosachev, señalaría: "la nueva estrategia de la administración estadounidense demuestra que los cambios acaecidos en el mundo en los últimos años no son de su agrado, así que trata de restablecer el dominio militar y económico de Washington, o la mal llamada “Pax americana” como “un orden mundial supuestamente equitativo".
Sin embargo, la base doctrinal de la nueva estrategia de Seguridad Nacional estadounidense de que existe una lucha entre naciones para imponerse unas a otras, es otra falacia para justificar sus políticas hegemónicas. La realidad es que los cambios que están sucediendo en el mundo vienen determinados por las aspiraciones de paz y desarrollo de la mayoría de las naciones y pueblos del mundo, y esa aspiración trata de ser ocultada presentándola como una lucha entre naciones.
En esa política de paz y desarrollo, China, Rusia y el conjunto de las naciones BRICS están ganando un mayor peso mundial, pero para EEUU el hecho de que China y Rusia desarrollen  su capacidades económicas, políticas, comerciales y militares defensivas supone una afrenta, que le induce a catalogar a estas dos naciones de revisionistas, pero cabe preguntarse ¿revisionistas de qué?; ¿de que aspiren a su desarrollo soberano? ¿Acaso China debiera renunciar a su desarrollo económico para no desagradar a EEUU, o Rusia tendría que renunciar a su defensa ante el avance de la OTAN hacia sus fronteras para no desairar a la cúpula militar estadounidense?. La realidad es que EEUU no admite el progreso de otras naciones, y la calificación de revisionistas es porque ese progreso por si mismo hace que  vaya perdiendo influencia mundial respecto de la que adquirió tras la desaparición de la URSS.
La nueva doctrina de seguridad estadounidense es tan absurda como irrelevante para Rusia y China, pues, la misma ni les amedrenta ni va hacer cambiar sus prioridades políticas, económicas y militares.
China seguirá impulsando su economía, cuyo crecimiento del PIB para este año será según el Banco Mundial del 6,8%, el cual representará aproximadamente un 30% del total del crecimiento del PIB mundial, y Rusia continuará con su política independiente que en el caso de la lucha contra el terrorismo ha contribuido decisivamente a la derrota del Estado Islámico en Siria con su apoyo militar aéreo al ejército regular sirio.
En la valoración negativa que EEUU realiza de estas contribuciones internacionales de Rusia y China a la paz y el desarrollo económico no tiene en cuenta si en su conjunto la humanidad gana o pierde, sino si EEUU gana o pierde.

El anuncio de la nueva doctrina estadounidense de Seguridad Nacional, se ha producido dos semanas después del encuentro que tuvo lugar en la capital de China (Beijing), a iniciativa del PCCh, de diversos partidos políticos de diferentes ideologías de más de 120 naciones del mundo principalmente de África y Asia bajo el lema:  Responsabilidad de los partidos políticos: trabajar juntos por una comunidad de futuro compartido para la humanidad y por un mundo mejor.
Tanto China, como Rusia y el bloque de los BRICS están demostrando que otra filosofía política de relación entre naciones es posible, que en los actuales tiempos la colaboración es más beneficiosa que la política de confrontación, la cual en el siglo XX desembocó en dos cruentas guerras mundiales.
El concepto de construcción de un futuro compartido entre naciones basado en la colaboración mutuamente beneficiosa, se opone radicalmente a la vieja mentalidad de la hegemonía global sustentada en la perpetuación de la riqueza de unas pocas naciones sobre la base de impedir el desarrollo de otras.
La nueva doctrina estadounidense, pretende contrarrestar esta tendencia apostando por el mantenimiento a ultranza del vigente Estatus Quo económico mundial, pero ese Estatus no puede contentar a la mayoría de la humanidad pues en el mismo su destino está encadenado a la perpetuación del subdesarrollo.

La corriente a favor de la historia es la de la paz y el desarrollo compartido y, por ello, con el paso del tiempo todas las declaraciones doctrinarias de EEUU, desaparecerán como papel mojado.


-----------------------------------------------------------------

04/12/2017

NOTICIA. El Instituto de Investigación (Research Institute) de la institución financiera Credit Suisse con sede en la ciudad de Zurich, Suiza, presentó recientemente el informe anual sobre la distribución de la riqueza global.
NOTICIA. Del 30/11/2017 al 02/12/2017  se celebró en la capital de China (Beijing) un encuentro de representantes de diferentes partidos políticos del mundo bajo el lema: "un futuro compartido para la humanidad".

Comentario

El futuro global compartido y la distribución de la riqueza mundial

En la segunda mitad del mes de noviembre del 2017, el Instituto de Investigación (Research Institute) de la institución financiera Credit Suisse con sede en la ciudad de Zurich, Suiza, presentó el informe anual sobre la distribución de la riqueza global.
Aproximadamente en las mismas fechas se anunció a iniciativa del Partido Comunista de China (PCCh), el encuentro del 30/11/2017 al 02/12/2017  en la capital de China (Beijing) de un conjunto de diversos  partidos políticos de más de 120 naciones del mundo principalmente de África y Asia bajo el lema:  Responsabilidad de los partidos políticos: trabajar juntos por una comunidad de futuro compartido para la humanidad y por un mundo mejor.
Para el PCCh, que con sus 89 millones de miembros es el mayor partido político del mundo y gobierna el país más poblado de la tierra con mas de 1.300 millones de habitantes, la iniciativa ha surgido en el marco del ideario de los comunistas chinos de luchar tanto por el bienestar del pueblo chino como por el progreso de todo el género humano, así como en la consideración que la causa de la prosperidad de la humanidad no es una ambición exclusiva de los partidos que se inspiran en el marxismo, sino también de otras formaciones políticas que desde diferentes idearios están comprometidas con el desarrollo integral de toda la humanidad. Para todos estos partidos políticos la erradicación de la pobreza es el reto principal y de cuya resolución dependen a su vez la solución de otras calamidades como el terrorismo que tiene su caldo de cultivo en las precarias condiciones de vida en las que vive la mayoría de la humanidad.
En el discurso de apertura, el  secretario del PCCh y presidente de China, Xi Jingpin, manifestaría que la iniciativa de construir una comunidad con un futuro compartido para la humanidad ha pasado de ser un concepto a la práctica, de la que la Iniciativa de la Franja y la Ruta propuesta por China forma parte, y se ha convertido en una enorme plataforma de cooperación para que los países involucrados logren su desarrollo común".
Esta propuesta, presentada por el propio Xi Jinping en el año 2013, cuenta ya con acuerdos bilaterales entre China y diversas naciones de Asia y con un banco de desarrollo, teniendo como objetivo principal establecer redes de comercio con la construcción de infraestructuras terrestres y marítimas que enlacen mediante rutas a Asia con Europa y África.

El concepto de construcción de un futuro compartido basado en la colaboración mutuamente beneficiosa, se opone radicalmente a la vieja mentalidad de la hegemonía global sustentada en la perpetuación de la riqueza de unas pocas naciones sobre la base de impedir el desarrollo de otras pues, en la actualidad, en un mundo estrechamente interconectado, tal enfoque no solo bloquea el desarrollo de las naciones consideradas rivales sino que bloquea el propio crecimiento económico de las naciones que en el pasado se han enriquecido a costa del dominio colonial o neocolonial, siendo además contrario a la aspiración de alcanzar la prosperidad global.
Esta contradicción en el plano internacional solamente es posible abordarla estrechando la colaboración entre todas las fuerzas políticas, organizaciones sociales y gobiernos partidarios de construir un futuro de prosperidad compartida que permita dar forma a una corriente política mundial basada en ese nuevo pensamiento.

Distribución de la riqueza mundial en el año 2017
La gran desigualdad en la que se encuentra la distribución de la riqueza mundial hace necesaria una perspectiva política para cambiar el curso de los tiempos que ha llevado en la últimas décadas a la inequidad de que una minoría de millonarios radicados principalmente en EEUU concentren la mayor parte de la riqueza mundial.
El informe publicado el pasado noviembre por el Instituto de Investigación (Research Institute) de la institución financiera Credit Suisse sobre la distribución de la riqueza global en el 2017 y años precedentes, es revelador.
La riqueza a diferencia del PIB, que mide la producción interior bruta de un país en un año, es una instantánea tomada en un mes del año, en el caso del informe de Research Institute, en el mes de junio del 2017, del Stock total de posesiones netas tangibles e intangibles, con un Valor de Mercado, de las personas adultas del mundo distribuidas por países y regiones mundiales.
En cifras absolutas el PIB mundial del 2016 fue de 77,2 billones (trillones en EEUU) en dólares estadounidenses, y la población mundial alcanzó los 7.350 millones, mientras que el valor total de la riqueza calculada por Research Institute es aproximadamente de 280 billones de dólares, y el número de adultos de 4.957 millones.
El informe muestra la riqueza mundial del total de adultos, dividida en cuatro tramos: 1. los que poseen más de un millón de dólares ($) estadounidenses; 2. quienes poseen entre 100.000 y un millón de dólares; 3. los de 10.000 a 100.000 dólares, y 4. quienes su riqueza está por debajo de los 10.000 dólares.
En la distribución realizada: 36 millones de adultos poseen una riqueza superior a un millón ($); 390,7 millones entre 100.000 y un millón ($); 1.023,9 millones de 10.000 a 100.000 ($), y 3.473,6 millones tienen una riqueza inferior a los 10.000 ($).
Que visto en cifras relativas ofrece el siguiente resultado:
- El 0,73% de la población adulta con ingresos superiores al millón de ($) posee el 45,93% de la riqueza.
- El 7,89% de la población adulta con ingresos entre 100.000 y un millón de ($) posee el 39,76% de la riqueza.
- El 21,27% de la población adulta con ingresos entre 10.000 y 100.000 ($) posee el 11,60% de la riqueza.
- El 70,11% de la población adulta con ingresos inferiores a 10.000 ($) posee el 2,71% de la riqueza.
Esta desigual distribución se puede observar en el gráfico de la Curva de Lorentz y el calculo de su grado de concentración en el Índice de Gini. 
Fuente datos. Research Institute. Gráfico de elaboración propia.
En la distribución de la riqueza vista en la representación gráfica de la Curva de Lorentz, la superficie del triángulo inferior que conforma la diagonal es igual a: (100 x 100/2 =5.000 cuadrados), y la línea diagonal equivale a la distribución perfecta entre el eje X, y el eje Y.
La superficie bajo la Curva de Lorentz ocupa solamente 601,90 cuadrados, mientras que la superficie entre la Curva de Lorentz y la diagonal representa la superficie de concentración (5.000 - 601,90= 4.398 cuadrados), que en el Coeficiente de Gini supone  (4.398 / 5.000 = 0,88), siendo el valor (0) igual a la máxima igualdad (0/5.000=0) (todos los adultos del mundo poseen la misma riqueza) y el valor (1) igual a la máxima desigualdad (5.000/5.000=1) (un solo adulto posee toda la riqueza), el Coeficiente de Gini visto en porcentaje (Índice de Gini) indica que el grado de concentración de la riqueza mundial es del 88%.

Distribución de la riqueza Mundial por regiones del Mundo en el año 2017
Esta desigual distribución de la riqueza por grupos de renta viene acentuada por la desigual distribución según regiones del mundo.
Fuente datos. Research Institute. Gráfico de elaboración propia.
Tanto en el cuadro de datos como en el gráfico se puede apreciar esta desigual distribución. Las región de América del Norte (EEUU-Canadá) y Europa juntas con un 17,33% de la población acaparan el 64,45% de la riqueza mundial.
La población adulta en los cuatro tramos de riqueza en la regiones del mundo se distribuyen de la siguiente manera:
Fuente. Research Institute. Elaboración propia.
América del Norte es la región del mundo que concentra el mayor número de millonarios con el 45,6% del total; en el tramo de riqueza entre 100.000 y un millón ($) la región más representativa es Europa con el 37%; China es la región más representativa en el tramo de 10.000 a 100.000 ($) con el 34,9%, y  la región Asia-Pacífico con el 24,3% lo es en el tramo inferior a los 10.000 ($).
Los 36.051.000 millonarios del mundo acaparan 128,7 billones del total de los 280,2 billones de riqueza mundial en el año 2017. En términos relativos, como ya se ha visto anteriormente, supone que el 45,93% de la riqueza mundial esta en posesión del 0,73% de la población adulta, la cual se concentra en un 45,6% en América del Norte.
Fuente datos. Research Institute. Gráfico de elaboración propia.
La distribución de la riqueza en este segmento social de millonarios también, es diferente según los diferentes tramos de riqueza y de las regiones del Mundo.
Fuente. Research Institute. Elaboración propia.
América del Norte y Europa concentran el mayor número de millonarios en todos los tramos de riqueza, seguido de la región de Asia-Pacifico en la que está incluido Japón y Australia como dos países importantes desarrollados, a continuación se sitúa China, y a bastante distancia se sitúan Latinoamérica, India y África.

Evolución de la participación en la riqueza mundial de las regiones del Mundo
(años 2000; 2005; 2010; 2017)
La crisis del 2008, abrió un nuevo periodo económico en el que se está produciendo un cambio mundial de los poseedores de la riqueza. Las regiones desarrolladas (Europa y Norteamérica) siguen acaparando la riqueza mundial, pero desde la crisis del 2008 otras regiones particularmente China acortan diferencias.
Fuente datos. Research Institute. Gráfico de elaboración propia.
China avanza notablemente en la riqueza por adulto pasando de 5.405$ en el año 2000 a 26.872$ en 2017, siendo la región que porcentualmente más incrementa su riqueza por adulto (497,2%); seguida de la India con un 297,3%, lo que les está permitiendo, al ser las naciones más pobladas del planeta, ampliar su participación en la riqueza mundial. El resto de regiones con la excepción de América del Norte desde la crisis del 2008 ha visto moderada o disminuida la tendencia ascendente de la riqueza por adulto.
Esta evolución está contribuyendo a un cambio en la participación de cada región en la riqueza mundial.
Fuente datos. Research Institute. Gráfico de elaboración propia.
China ha pasado de representar el 3,99% de la riqueza mundial en el año 2000, al 10,35% en el 2017. América del Norte se rehace de la crisis del 2008 y aumenta considerablemente su participación en la riqueza mundial desde esa fecha, siendo la región que mayor porcentaje de recuperación alcanza pasando del 30,39% al 36,04%, aunque sigue siendo inferior a la que ostentaba en el año 2000 con un 38,33%. Europa después de la crisis del 2008 se retrotrae en el año 2017 a los valores de participación que tenía en la economía mundial en el año 2000. África; Latinoamérica, y la región de Asia-Pacífico retroceden en el año 2017 en su porcentaje de participación en la economía mundial respecto del año 2000, en el caso de la región Asia-Pacífico por el descenso de Japón.

G7 y BRICS
En la actualidad existen dos grupos de naciones que representan dos trayectorias y modelos económicos diferentes, de una parte las naciones desarrolladas más importantes agrupadas en el G7 (EEUU, Gran Bretaña; Alemania; Francia; Japón; Italia, y Canadá), y de otra las naciones BRICS como países en desarrollo avanzado más importantes en sus respectivas regiones del mundo (Brasil; Rusia; India; China, y Sudáfrica).
Tras la crisis del 2008 los grupos de riqueza millonarios han aumentado y se están concentrando principalmente en EEUU nación que concentra el 42,6% de todos los millonarios del planeta ocupando el primer lugar entre las naciones más importantes formadas por el G7 y los países BRICS.
Fuente. Research Institute. Elaboración propia.
Esta concentración de la riqueza en tan pocas manos ha dado lugar a un latifundismo mundial financiero que es uno de los principales lastres para el desarrollo económico mundial.
Se puede considerar que existen dos modelos económicos de redistribución de la riqueza que impiden el crecimiento económico, un modelo sería una sociedad de redistribución igualitaria de la riqueza en la cual no se producen las condiciones para el crecimiento económico pues la demanda permanece siempre igual, ni tampoco existen estímulos al desarrollo de nuevos sectores económicos. El otro modelo es cuando la concentración de la riqueza se produce en un alto grado, convirtiéndose en un latifundismo financiero que al igual que en los latifundios de la tierra, el dueño dispone de toda la riqueza mientras que la población que le sirve permanece en la pobreza, lo que impide el crecimiento económico por falta de una demanda efectiva de la mayoría de la población, pues, por mucho que gasten los latifundistas siempre lo harán en artículos de lujo y nunca podrán igualar la demanda de una amplia clase media con ingresos medios.
Este modelo latifundista es el que ha derivado la economía mundial principalmente en los países desarrollados desde la crisis financiera del 2008 sustentada en una desregulación financiera internacional que ha permitido a los capitales evadir la acción impositiva de los Estados para que éstos pudieran ejercer una función redistributiva de la riqueza entre la mayoría de la población.
El índice de Gini es un exponente del grado de concentración o igualdad de una distribución de la riqueza, un valor cercano al 0% no crearía crecimiento económico por la falta de estímulos económicos, pero un valor por encima del 60% implica un grado de concentración que contrae la demanda de la mayoría de la población.
Fuente. Research Institute. Elaboración propia.
Tanto en los países en desarrollo como en los desarrollados el grado de concentración de la riqueza tras la crisis del 2008 ha alcanzado un alto grado, y las políticas redistributivas son las que pueden estimular el crecimiento económico y mejorar el nivel de vida de los sectores de población con menor renta.
--------------
En la consideración de que son las condiciones materiales de existencia las que determinan o condicionan el pensamiento de la mayoría de las personas que componen los grupos, naciones o clases sociales, la distribución actual de la riqueza muestra que regiones del mundo pueden ser partidarias de apostar por el avance hacia un futuro compartido de la humanidad, y cuales se aferrarán al principio de preservar su hegemonía de más de dos siglos que les ha permitido acumular la mayor parte de la riqueza mundial, como son Europa y América del Norte, primero con el colonialismo y posteriormente con el modelo neocolonial de mantener a los países en desarrollo como suministradores de materias primas y mano de obra barata, reservándose para si mismos los avances en ciencia y tecnología, lo que les otorga una superioridad en la productividad técnica que les permite incrementar su renta a la vez que mantienen su ventaja en la competitividad global.
El cambio de este modelo hegemónico no va a venir de una concepción idealista de reparto altruista de la riqueza de los millonarios del planeta sino que estos grupos van a seguir aferrados a su riqueza y al modelo mundial económico vigente basado principalmente en la desregulación financiera internacional que les permite operar al margen de los Estados.
Los avances hacia un mundo de prosperidad compartida tendrá que fundamentarse en el crecimiento económico de los países en desarrollo hasta alcanzar unos niveles de renta que se aproximen a la de los países desarrollados, entonces la participación de estas naciones en el conjunto de la riqueza mundial aumentará y los países desarrollados irán quedando relegados de su posición hegemónica, lo que permitirá abrir un nuevo periodo histórico de prosperidad global.
En ese futuro el papel y la responsabilidad de los países BRICS será determinante. Los BRICS ocupan un lugar central en las regiones en desarrollo: Rusia en el espacio euroasiático; China e India en Asia y el Pacífico e Índico; Brasil en el continente latinoamericano, y Sudáfrica en el África Austral. Su desarrollo como naciones está intrínsecamente unido al desarrollo de las naciones vecinas y de los países en desarrollo en general. El futuro de un mundo compartido descansa en su liderazgo. De manera diferente, la lucha de los países desarrollados agrupados en el G-7 liderados por EEUU, es por el mantenimiento a ultranza del vigente Estatus Quo económico mundial, pero ese Estatus no puede contentar a la mayoría de la humanidad pues en el mismo su destino está encadenado a la perpetuación del subdesarrollo.
La clase social de los altos millonarios radicada principalmente en EEUU es quien lidera la oposición a que otras naciones fuera de su tutela incrementen su riqueza. EEUU como nación ha quedado secuestrada por esta clase social que domina todos los resortes del poder financiero y mediático y ha pasado a ser instrumentalizada en su beneficio.
Sin embargo, los países emergentes que mantienen un fuerte apego a su soberanía e indiosiocrasia nacional y creen en el objetivo de la prosperidad de todo el género humano están abriendo un camino diferente. Los países BRICS están dando pasos modestos pero irreversibles en el desarrollo de sus respectivas regiones geoeconómicas y los mismos continuarán siempre que se preserve la paz entre naciones. El riesgo de la guerra, solamente seguirá estando del lado de quienes consideran que el ascenso de las naciones en desarrollo supone una afrenta a la hegemonía mundial que pretenden preservar.

Noviembre 2017


09/11/2017

NOTICIA. El 08/11/2017, el Ejército Árabe Sirio y sus aliados liberaron Abukamal, la última urbe bajo el control del Estado Islámico en territorio sirio. (Ver nota al pie del artículo).

Comentario

Siria - Irak. El encuentro de la victoria

La recuperación de Abukamal del dominio del Estado Islámico ha venido siendo para el gobierno sirio un hito porque se trataba de la última ciudad importante que estaba bajo el control de esta organización terrorista.
El 5 de septiembre el Ejército árabe sirio rompió el bloqueo de Deir Ezzor que el Estado Islámico había sometido al centro de la ciudad durante tres años. El 10 de septiembre las fuerzas gubernamentales rompieron la resistencia del Estado Islámico en el Sur de Deir Ezzor. El 3 de noviembre el Mando militar sirio anunció la completa liberación de Deir Ezzor, y por fin, el 08/11/2017, con la toma por el ejército sirio y sus aliados de Abukamal, se pone fin al dominio del Estado Islámico en todas las ciudades de relevancia en Siria. 

Fuente: Google Earth. Elaboración propia
La liberación de Abukamal ciudad fronteriza con Irak ha coincidido con la progresiva expulsión por parte del ejército iraquí de los combatientes del Estado Islámico de Al-Kaim, ciudad iraquí fronteriza con Siria a una distancia de 20 kilómetros de Abukamal por la carretera que bordea la ribera occidental del río Éufrates. La coordinación de ambas ofensivas por el Este y el Oeste había dejado embolsado a los combatientes del Estado Islámico en un área de 200 km2.
La colaboración de las fuerzas iraquíes y Sirias fue confirmada por el mando sirio tras la toma de Abukamal que reveló que en las operaciones para liberar la ciudad habían participado el ejército iraquí y las fuerzas populares iraquíes Al-Hashad Al-Shabi.
Abukamal, simbólicamente ha representado el encuentro de la victoria de Irak y Siria sobre una de las organizaciones más crueles y totalitarias que ha conocido la humanidad.

Fuente: Google Earth. Elaboración propia
Paradójicamente, la victoria del ejército sirio y el ejército iraquí que han desalojado al Estado Islámico de todas la zonas urbanas de Siria e Irak, no ha sido motivo de alegría en los países de la OTAN, cuyos medios de comunicación han obviado este importante paso contra el Estado Islámico a pesar de considerarlo como su principal enemigo en numerosas ocasiones.
Este silencio, pone de manifiesto la hipocresía de los países de Occidente junto con la monarquías árabes e Israel quienes no pueden ya ocultar que les preocupa más el avance del ejército sirio y sus aliados que la derrota definitiva de esta organización terrorista. Israel no ha ocultado su desagrado con los avances del gobierno sirio contra el Estado Islámico pues teme que la liberación de la carretera que une Irak con Siria a través de Al-Kaim (Irak) y Abukamal (Siria) deje expedita la conexión logística desde Irán hasta el Mediterráneo lo que va a permitir un fortalecimiento de las capacidades militares regionales de Irak y Siria y una vía para su recuperación económica, lo cual va en contra de la estrategia de Israel de mantener a estas dos naciones sumidas en el caos para disponer de un mayor dominio en la región.
Los ataques aéreos de la ilegal "coalición internacional" liderada por EEUU en Siria, solamente han sido efectivos contra el Estado Islámico cuando se trataba de posibilitar el avance del nuevo aliado de EEUU en Siria, las FDS, formadas por una alianza de combatientes árabes y kurdos que ocupan un amplio territorio en el Noreste de Siria, pero esta coalición no ha dudado en favorer el desplazamiento de los combatientes jihadistas a la línea de combates contra el ejército sirio. En octubre las FDS, con la ayuda aérea de la "coalición internacional", tomaron el control de la ciudad de Al-Raqa (Norte), y en la actualidad tras la reconquista por el ejército sirio y sus aliados de Deir Ezzor y Abukamal, las fuerzas sirias están estacionadas en la parte occidental del Éufrates, Mientras que las FDS se concentran en la parte oriental de este río.
Con la toma de Abukamal, por parte del ejército sirio  la presencia del Estado Islámico en Siria  ha quedado limitada a unas escasas zonas rurales de la provincia de Deir Ezzor. Ahora se abre una nueva fase de la guerra en la que el Ejército sirio deberá centrar su atención en Idlib, último bastión de los grupos armados en Siria principalmente de la alianza terrorista Hayat Tahrir Al-Sham, liderada por el Frente Fath Al-Sham (antiguamente conocido como Frente Al-Nusra) vinculado a Al-Qaeda.
Por otra parte, en los territorios liberados del Estado Islámico por  los gobiernos Sirio e Iraquí y las FDS, se abre una etapa de consolidación civil y militar de su victoria y de recuperación de las infraestructuras, que en el caso de Siria están enormemente resentidas, no solo por los efectos de la guerra, sino porque la acción militar de la "coalición internacional" en Siria ha estado orientada a la destrucción de infraestructuras vitales como puentes y vías de comunicación, con el propósito de arruinar económicamente este país como parte de su estrategia neocolonial para intentar derrocar al gobierno sirio.
Tanto a las FDS como al gobierno sirio les interesa llegar a un acuerdo político que garantice la paz en Siria, pero  el gobierno sirio está firmemente determinado a preservar la unidad territorial de Siria, de tal manera que Al-Raqa bajo el control de las FDS la considera todavía “ocupada”.
Sin embargo, a las fuerzas de la OTAN, las monarquías árabes e Israel no les interesa que termine la guerra en Siria y, ahora, derrotado el Estado Islámico, la fuerza más importante para continuar la desestabilización son las FDS. El hecho de si esta organización es un instrumento títere de EEUU, o actúa con criterio propio pensando en los intereses nacionales de Siria, se comprobará en las próximas semanas o meses, en los que se verá si optan por el camino de la reconciliación nacional propuesto por el gobierno sirio bajo el principio de mantener la unidad territorial de Siria o, si por el contrario, siguiendo los dictados de sus mentores extranjeros se adentra en el camino de la guerra.
Turquía ha sido el gran perdedor de la guerra en Siria. Sus intrigas para derrocar al gobierno sirio en estos últimos años le llevaría a facilitar el tránsito fronterizo de jihadistas venidos de diferentes países a Siria para luchar contra el gobierno sirio, pero las sucesivas victorias del ejército sirio con la ayuda de las fuerzas aéreo-espaciales de Rusia presentes en Siria a petición del legítimo gobierno de Siria para combatir a los grupos jihadistas, han terminado hundiendo todos sus proyectos de restaurar la antigua influencia del imperio otomano en Siria, por otra parte, el objetivo de impedir que las fuerzas kurdas se organizasen en Siria, también ha fracasado debido a la alianza de EEUU con las FDS.
La ambición de Recep Tayyip Erdoğan de convertirse en el líder regional por encima de EEUU, Francia y Gran Bretaña que le llevaría en contra de la opinión de estas naciones a restaurar sus relaciones con Moscú terminaría en un intento de golpe de Estado en julio del 2016 para derrocarlo y asesinarlo.
Tras el fallido golpe de Estado la desconfianza de Erdoğan con sus aliados de la OTAN aumentó iniciando un progresivo acercamiento a Rusia, y en la actualidad, tendrá que colaborar con esta nación e Irán si quiere evitar que EEUU instrumentalice a las FDS para dividir Siria en su aspiración de controlar un corredor terrestre desde el golfo pérsico hasta el Mediterráneo a través de los territorios kurdos.
En este proceso de intervención militar de los países de la OTAN en Siria, el papel de los funcionarios de la ONU ha sido y está siendo vergonzante, ignorando en todo momento la ilegalidad de la presencia en Siria de la denominada "coalición internacional" formada por los países de la OTAN y las monarquías árabes, por no tener ni la autorización del legítimo gobierno sirio ni del CSNU, lo cual contradice lo estipulado en su carta fundacional, que requiere de uno de estos dos requisitos para la intervención armada de un país en otro.
El triunfo de la soberanía y la unidad territorial de Siria, cuestiones recogidas expresamente en la resolución 2254 aprobada por el (CSNU) el 18/12/2015, fortalece la legalidad internacional y la desestabilización regional los debilita. Los cambios que ha experimentado la relación de las fuerzas enfrentadas en Siria debido al sacrificio del pueblo y el ejército sirio y de sus aliados, han creado las bases para que la soberanía de Siria a pesar de los intentos de fracturarla salga invicta, y a su vez está siendo una valiosa contribución a los principios de la ONU de respeto entre naciones, frente a las pretensiones neocoloniales occidentales.

Nota posterior.  El 19/11/2017, terminó definitivamente la liberación de la ciudad de  Abukamal por el Ejército Árabe Sirio. En los días posteriores a la toma de la ciudad el 08/11/2017, el Estado Islámico lanzó una contraofensiva que les permitió recuperar varios barrios de la ciudad. La expulsión definitiva del Estado Islámico de Abukamal, coincide a su vez con la reciente liberación en Irak por el Ejército Iraquí de la ciudad de Rawa, próxima a Al-Kaim en la ribera del río Éufrates.
----------------------------------------------------------------

01/11/2017

NOTICIA. El 7 de noviembre del 2017 se cumple el centenario de la Revolución Rusa

Comentario

Cien años después. El legado de la Revolución Rusa

El 7/11/2017 en el calendario gregoriano occidental se cumple el centenario de la Revolución de Octubre (25 de octubre según el calendario juliano en vigor en la Rusia de 1917). Cien años después, los ecos de la Revolución de Octubre parecen olvidados en el tiempo, sin embargo, desde esa fecha la historia no solo de Rusia sino de toda la humanidad ha estado profundamente marcada por su legado.
La historia contemporánea universal ha tenido tres grandes hitos o precedentes sobre los que han descansado las transformaciones políticas más importantes del mundo contemporáneo: 1. la Revolución por la Independencia de las trece colonias británicas americanas que dio lugar el cuatro de julio de 1776 a la primera nación moderna, Los Estados Unidos de América; 2. la Revolución Francesa de 1789 que abolió el Estado de Antiguo Régimen basado en la soberanía absoluta del Rey sustituyéndolo por la soberanía popular, y 3. la Revolución Rusa de 1917 que estableció la paz con Alemania, y abolió la propiedad de la burguesía dándole el poder de gestión económica al pueblo a través de los consejos o Soviets de obreros y campesinos.

La revolución de EEUU, marcaría la impronta de la independencia a lo largo del siglo XIX a todas las naciones del continente americano. La revolución francesa fraguó los ideales que desencadenarían también en el siglo XIX, la ola de revoluciones liberales en toda Europa. La revolución rusa de Octubre abriría en la primera mitad del siglo XX un proceso de movimientos obreros y populares por la conquista de un Estado al servicio de los derechos económicos y sociales de las clases trabajadoras.
Los movimientos políticos liberales hicieron de la "Libertad" su bandera, y los movimientos obreros lo hicieron de la Justicia social. Los Liberales y Socialistas competirían entre si por el poder político en las respectivas naciones. En este proceso el movimiento socialista se dividiría en la consideración de como alcanzar el poder del Estado, dando lugar al movimiento socialdemócrata y el movimiento comunista. Mientras la socialdemocracia consideraba que el poder político del Estado para llevar a cabo las transformaciones económicas y sociales, debía alcanzarse exclusivamente por vía electoral, para el movimiento comunista tal cuestión era insuficiente porque el poder armado del Estado servía a los intereses de los grandes propietarios y, por ello, se precisaba sustituir las fuerzas armadas y de funcionarios del viejo Estado por otras de carácter revolucionario.

Esa visión es lo que impulsaría al partido Bolchevique liderado por Lenin a la toma del Estado por la fuerza de las armas en un momento histórico crucial para Rusia. En 1917 tras tres años de participación de Rusia en la Primera Guerra Mundial el país se encontraba militar y económicamente agotado y el descontento de la población con la monarquía Zarista de Nicolás II y del gobierno provisional mayoritario en la Duma (parlamento) partidario de continuar la guerra contra Alemania iba en aumento. El eje central del programa de los bolcheviques era alcanzar la paz y para llevar a afecto ese propósito se precisaba poner fin a la participación de Rusia en la Primera Guerra Mundial firmando la paz con Alemania. El 25 de octubre (calendario juliano) de 1917 los bolcheviques a través del Comité Militar Revolucionario de Petrogrado llevarían a cabo el derrocamiento del gobierno provisional y una vez tomado el poder unos meses más tarde, en marzo de 1918, firmarían la paz con Alemania en el Tratado de Brest-Litovsk.
Con posterioridad, las tesis de Lenin de que el poder político utilizado para la expropiación de las grandes propiedades habría que defenderlo con la fuerza de las armas se cumplirían. Los grandes oligarcas y terratenientes rusos con el apoyo de las grandes potencias del momento formarían un ejército e iniciarían la guerra contra los bolcheviques, lo que llevaría a una guerra civil en toda Rusia entre la facción "roja" (bolchevique) y "blanca" (antibolcheviques), al término de la misma los bolcheviques salieron victoriosos. De esta manera, la Revolución rusa abrió el camino para la creación de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) en 1922.
El triunfo de la revolución soviética, como la hiciera la francesa de 1789, acabó con el Antiguo Régimen feudal encarnado en Rusia en la figura del Zar Nicolás II, y se comprometió con un programa de industrialización forzada que cambio radicalmente el modo de vida de los Mujiks (campesinos) siendo redimidos de su condición de siervos sujetos a la tierra de los terratenientes que a pesar de la abolición formal de la condición de siervos en 1861 por el Zar Alejandro II, seguían de echo en las mismas condiciones. La forma autoritaria de llevar adelante la industrialización crearía tensiones en el seno de la revolución Rusa. La disidencia política fue elevada bajo a Stalin a la categoría de traición, siendo perseguidas, ejecutadas y encarceladas cientos de miles de personas. La dictadura del proletariado, entendida por Lenin como la represión selectiva contra quienes querían subvertir el poder de los soviets, fue transformada en un régimen dictatorial brutal bajo Stalin.
Rusia ya había tenido en otros momentos de su historia dirigentes autoritarios, y en la Rusia profunda existía cierta admiración por los dirigentes fuertes e inflexibles bien para defender la patria como en Alejandro Nevski (1220-1263), o para luchar contra los intereses de los boyardos (terratenientes) en Iván el Terrible (1547-1584). Ambos personajes serían ensalzados en ambas películas del prestigioso director de cine ruso Serguéi Eisenstein (1898-1948), en 1938 la primera y en 1940 la segunda, en un momento crucial para Rusia ante el auge y la amenaza de la Alemania nazi.
Esta Rusia profunda unida en defensa de la patria bajo la dirección de líderes fuertes, ha sido una constante de la formación del alma rusa, y es la que se convirtió en el arma más poderosa y temible frente a la invasión nazi en la Segunda Guerra Mundial. La lucha sin piedad contra el invasor rememoraba a Alejandro Nevski en su lucha contra los caballeros teutones, y la dirección de la misma bajo el implacable liderazgo de Stalin, evocaba la fortaleza de Iván el Terrible. La Gran Guerra Patria en defensa de Rusia llevada a cabo bajo ese espíritu de lucha fue la tumba del nazismo.
Después de la formación de la URSS en 1922, la influencia de la revolución rusa acrecentó el movimiento comunista internacional. Se formarían partidos comunistas en la mayoría de las naciones existentes en la primera mitad del siglo XX. La influencia comunista ya no solo preocupaba a las oligarquías locales sino que se planteó a los poderes fácticos económicos del capitalismo global como un desafío mundial a sus intereses.
La crisis económica de 1929, dejaría a las democracias liberales en Europa enormemente debilitadas, pues se demostraba que las mismas eran incapaces de solucionar las consecuencias sociales de la crisis económica, como el desempleo y la precariedad alimentaria. En respuesta a esa debilidad, los partidos comunistas ganaban en popularidad, pero en el extremo opuesto un gran rival les disputaría su influencia: el fascismo, en el cual los poderes fácticos financieros y militares de las potencias del eje: Alemania; Italia y Japón, verían un aliado.
En 1936, en España tras el triunfo del Frente Popular, se viviría una situación en la que, confirmando las tesis de Lenin, la victoria en la urnas no resultó suficiente para que el Estado llevase adelante las reformas prometidas de redistribución de la riqueza. El programa del Frente Popular tendría su contestación en la sublevación armada contra la II República al mando del General Franco apoyada por los grandes terratenientes y el poder de la Iglesia Católica, desencadenándose una cruenta guerra civil durante tres años, sin embargo, en España, a diferencia de Rusia, la contrarrevolución franquista sería la que ganaría la guerra e impondría con posterioridad una dictadura de corte fascista. El fascismo desde sus inicios pretendió acabar con las democracias liberales y con la URSS lo que llevaría a la Segunda Guerra Mundial, pero la alianza de comunistas y liberales permitió su derrota en 1945, excepto en España que perduraría en forma de dictadura presidida por el General Franco durante cuarenta años.
El triunfo de la URSS frente al fascismo, el auge del movimiento comunista en Asia y la importancia de los partidos comunistas en Francia e Italia, haría de nuevo considerar a los poderes financieros y militares occidentales, al movimiento comunista como un reto global a la propia existencia del capitalismo, lo cual daría lugar a la Guerra Fría que tuvo su inicio más dramático en la guerra de Corea (1951-1953).
Durante la Guerra Fría la confrontación entre comunismo y liberalismo sería el eje de la política mundial. En Asia tuvo su máxima expresión en la guerra de Vietnam desatada por EEUU contra ese país. En Europa la fortaleza de los partidos comunistas fue limitada por las concesiones de los poderes económicos liberales a las clases trabajadoras con la creación del Estado del Bienestar, en ese contexto los partidos socialdemócratas fueron desplazando a los partidos comunistas hasta quedar estos reducidos a pequeños grupos políticos. En América Latina, el recurso a los golpes de Estado militares para impedir cualquier cambio político mediante el voto popular,  fue predominante en ese periodo, siendo uno de los más cruentos el llevado a cabo en Chile en 1973; en contraposición, la tesis de la toma del poder por la fuerza de las armas daría lugar a un movimiento guerrillero, que tendría éxito en Cuba en 1959 y en Nicaragua en 1979.
En Rusia, tras el triunfo soviético sobre el nazismo, el liderazgo de Stalin no se cuestionaba y así fue hasta su muerte en 1953. Lo nuevos dirigentes del Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS) que le sucederían se encontrarían inmersos ya en la Guerra Fría.
La globalidad del enfrentamiento con las potencias liberales llevaría a entender a los dirigentes soviéticos que la propia supervivencia de la URSS estaba estrechamente ligada a la exportación de la revolución soviética a otros países del mundo, pero la forma en la que entendieron la extensión de la revolución, sería la que les llevaría a apartarse de los valores internacionalistas de entendimiento y respeto entre naciones en pie de igualdad, y el sesgo de la vieja Rusia imperial volvería de nuevo a instalarse en el Kremlin.
Después de la Segunda Guerra Mundial, los países del Este de Europa ocupados por el ejército soviético debieran haber recobrado su soberanía plena y el ejército soviético retirado de los mismos, pero no fue así. Las naciones bajo su influencia pasaron a ser tuteladas, y la exportación de la revolución se convertiría en un instrumento para su expansión imperial en áreas de influencia dirigidas desde Moscú. Con los nuevos dirigentes comunistas, la URSS se transformaría en el Imperio Soviético que aspiraba a la hegemonía mundial dirigida desde Moscú.
En los países bajo la influencia de Moscú comenzarían a surgir movimientos políticos que irían protagonizando una oposición creciente a la tutela soviética, que era sistemáticamente reprimida por las autoridades soviéticas. En 1968 los tanques del Pacto de Varsovia tomarían Praga, capital de la antigua Checoslovaquia  para acallar las protestas, pero sin lugar a dudas el mayor golpe que sufriría la URSS debido a sus ambiciones imperialistas sería la pérdida de confianza de las autoridades Chinas con Moscú.
La ayuda que la URSS prestaría a China tras la proclamación de la República Popular China en 1949, terminaría convirtiéndose en una peaje para lograr la subordinación política de los revolucionarios chinos a los dirigentes soviéticos quienes aspiraban a dirigir a China como un área de influencia desde el Kremlin. Los dirigentes chinos muy celosos de su Soberanía rechazarían esa tutela, reflejada en la frase de Mao Zedong: China no expulsó al león por la puerta, (refiriéndose a los japoneses) para dejar que entre el tigre por la ventana (refiriéndose a Rusia).
Las diferencias entre ambas naciones iniciadas a finales de los años cincuenta durarían hasta el final de la URSS en 1991. En ese periodo Rusia y China llegaron a enfrentarse en una guerra fronteriza en 1969. Fueron estas diferencias las que propiciarían un acercamiento entre China y EEUU. En 1972 el presidente estadounidense Richard Nixon visitaría China, y en 1979 se restablecerían las relaciones diplomáticas entre ambas naciones.
Dentro de la URSS, comenzarían a gestarse también cambios profundos. El modelo estatal de gestión de la economía que había servido eficazmente para la planificación de las necesidades básicas como educación, vivienda y sanidad, no tenía la capacidad para planificar la diversidad de la demanda que unos ingresos medios permiten, pues mientras unos, por ejemplo, pueden estar interesados en utilizarlos para viajar, otros pueden hacerlo en adquirir diferentes objetos de consumo.
Esta contradicción estructural económica de una economía estatalizada solamente era posible resolverla con la introducción de la economía de mercado en los sectores económicos orientados al consumo los cuales se desarrollan en función de la diversidad de la demanda, pero no fue así, y como alternativa surgió una economía sumergida de productos de consumo controlada por mafias y funcionarios que fueron enriqueciéndose en la sombra y que aspiraban a que sus negocios fueran legales, lo cual cuestionaba la legalidad soviética de estatalización de todas las actividades económicas.
En las relaciones internacionales, la política imperialista de la URSS era insostenible política y económicamente como se vería en la guerra de Afganistán (1978-1992), pero sobre todo estaba creando más enemigos que amigos en el denominado "espacio socialista"; en el que al distanciamiento de China se sumaría  una creciente hostilidad de los países del este de Europa bajo la regencia del pacto de Varsovia.
La falta de imaginación y talento político de los dirigentes del PCUS para adecuar desde su ideario marxista la práctica política, iría sumiendo a la URSS en un caos de contradicciones. Esa falta de iniciativa política para abandonar en política exterior sus ambiciones hegemónicas, que se debía haber realizado ya en los años de posguerra permitiendo la autodeterminación de los países del Este de Europa y favoreciendo la reunificación de Alemania, y en política interior propiciando la apertura a una economía mixta socialista y de mercado, llegaría tarde y mal. Mijaíl Gorbachov el último secretario del PCUS, sería el último eslabón de la incompetencia política de los dirigentes de un partido que abandonaron progresivamente los valores de la revolución de octubre de igualdad entre las naciones y respeto a sus políticas internas para adentrarse en la creación de un imperio a través de la extensión de áreas de influencia regidas desde Moscú.
Vladímir Putin, actual presidente de Rusia, llegaría a afirmar que la desaparición de la URSS fue una de las mayores tragedias del siglo XX, aunque la tragedia no fue tanto su desaparición sino la forma en la que se produjo, en la que los oligarcas apátridas enriquecidos bajo la URSS terminaron imponiendo su agenda liberal, sumiendo a Rusia en los años noventa en una debilidad nacional e internacional extrema, cometiéndose en la apresurada transición política errores tan notables como el no haber firmado con la OTAN, un tratado sobre los límites de su expansión hacia el este, y ante la carencia del mismo, en la actualidad, la OTAN se sitúa en las fronteras de Rusia.
Afortunadamente, Rusia en la última década a vuelto a resurgir de sus cenizas. El pueblo ruso, de nuevo, ha sabido escoger a los dirigentes adecuados para situar a Rusia como una potencia mundial. Vladímir Putin encarna la sabiduría de lo que se debió hacer y no se hizo bajo la URSS, poner fin a la política imperial de áreas de influencia adhiriéndose al principio de respeto entre naciones y la defensa de la legalidad internacional, e internamente promover una economía basada en el control estatal de los principales recursos económicos y la introducción de la economía mercado en el resto de actividades económicas. Paradójicamente, se puede afirmar que Rusia en la actualidad, desde postulados ideológicos diferentes, está mas cerca de los valores de la revolución de octubre de buscar la paz entre naciones y la prosperidad ciudadana, que lo estuvieron sus dirigentes desde la muerte de Lenin.
Este cambio le ha permitido a Rusia restablecer las relaciones con China de forma preferente, y ampliar sus relaciones en Oriente Medio y América Latina, aunque tendrá que seguir sufriendo durante un periodo histórico las consecuencias de la nefasta política de la URSS en los países del Este Europa, que terminó con un alto grado de desconfianza hacia Moscú y de lo cual se aprovecha la OTAN para instrumentalizar estas naciones en contra de Rusia.

En este periplo de cien años, la otra gran nación que la revolución de Octubre marcó su devenir histórico ha sido China. En la primera mitad del siglo XX, el marxismo prendería en las mentes políticas más brillantes de China como la guía teórica e ideológica para la acción política y militar. El 23 de julio de 1921 en Shangai se fundaría en su Primer Congreso el Partido Comunista de China (PCCh). Mao Zedong, quien posteriormente se convertiría en su líder carismático,  asistiría al mismo a la edad de 27 años, en el que expresó su convicción de que "el marxismo salvará a China".
Para los comunistas chinos el Pensamiento Mao Zedong como versión del marxismo aplicado a las características de China, representaba la guía teórica más importante en la interpretación de las transformaciones sociales. El pensamiento Mao Zedong se fundamenta en la definición y análisis de la contradicción principal entre el objetivo político histórico a alcanzar  y la situación real social y política del momento que se vive.
Durante el periodo de la invasión japonesa de China, la contradicción principal se situaba "entre el objetivo de la recuperación de la soberanía de China y la lucha contra el invasor". Desde esa consideración Mao Zedong abogaría por la alianza con su enemigo interno en China, el Kuomintang, en un frente común contra los invasores japoneses. La alianza, con diversos desencuentros, terminaría formándose, y los comunistas Chinos en alianza con el Kuomintang expulsarían a los invasores japoneses de China.
Después de la derrota de Japón en la Segunda Guerra Mundial, el PCCh abogaría por una reconciliación con el Kuomintang respetando la influencia de ambos partidos para el establecimiento de una nueva república, sin embargo, el Kuomintang dirigido por Chiang Kai-shek desataría una guerra contra el PCCh. En ese momento la contradicción principal pasó a situarse entre "el objetivo de la toma del poder revolucionario y la contrarrevolución". Tras la victoria del PCCh con la derrota del Kuomintang, el PCCh integrado en el Frente Unido con otros pequeños partidos no comunistas, proclamaría en 1949 la actual República Popular de China.
Cuando los comunistas chinos tomaron el poder un 90% de la población era rural bajo un régimen feudal, en ese momento la contradicción principal se situó "entre el objetivo de la socialización de la tierra y la liquidación del feudalismo". Los grandes terratenientes fueron expropiados y se crearon comunas de gestión de la tierra.
Sin embargo, a finales de los años cincuenta, culminado el proceso de socialización de la tierra, los gobernantes chinos se enfrentarían al reto de la industrialización, en principio la contradicción principal se situaba "entre el atraso existente en materia industrial y el objetivo de alcanzar progresivamente la misma", pero al igual que sucediera en los primeros años de la URSS este objetivo se toparía con que los funcionarios experimentados pertenecían al viejo aparato del Estado del régimen anterior.
El desarrollo de una industrialización centralizada se presentaba como la opción más efectiva, sin embargo la dirección del PCCh no quería dejar en manos de la misma a los funcionarios no comprometidos con la revolución. En esa tesitura, dirigidos por Mao Zedong los comunistas chinos en 1959 desarrollarían la estrategia del Gran Salto Adelante, en la que se pretendía una industrialización descentralizada en la comunas populares, dejando de lado al viejo aparato del Estado. Esta visión entre industrialización descentralizada y centralizada que implicaba contar con los funcionarios del Antiguo Régimen llevaría a profundas diferencias en el seno del PCCh y abriría también profundas diferencias con los comunistas soviéticos quienes se negaron a participar en ese proyecto.
Los objetivos planteados en el Gran Salto Adelante no se cumplieron, principalmente porque la fabricación de acero en pequeños hornos artesanos resultó inviable. El fracaso del Gran Salto Adelante cuestionaría el liderazgo de Mao Zedong siendo apartado del poder político y nombrado como  nuevo presidente de la República Popular Liu Shaoqi, y como secretario general del Partido, Deng Xiaoping. Mao Zedong seguiría como presidente del partido y como presidente de la Comisión Militar Central y mantendría profundas diferencias con el nuevo gobierno en la forma de acometer la industrialización.
Mao Zedong había renunciado al modelo de industrialización descentralizada, pero no estaba de acuerdo en que la industrialización centralizada se realizase con los funcionarios del Viejo Régimen y bajo la tutela de los asesores de Moscú. Esto le llevaría desde el punto de vista teórico a definir que la contradicción principal no se situaba "entre atraso e industrialización", sino que el núcleo de la misma se situaba en quién lideraba la industrialización, si eran las viejas clases de funcionarios o eran unos nuevos funcionarios revolucionarios que debieran surgir una vez removidos los viejos de sus puestos, lo cual, durante un periodo previo a la tarea de acometer la industrialización, situaba la contradicción principal "en la lucha de clases y entre lo nuevo y lo viejo".
Mao desde su cargo de presidente de la Comisión Militar volvería a la presidencia de la nación e iniciaría apoyado en las jóvenes generaciones la Revolución Cultural (1966-1976) para remover de sus puestos a todos los viejos funcionarios del Antiguo Régimen, y a todos aquellos miembros del partido que no estuvieran de acuerdo conque la contradicción principal durante un periodo de tiempo era la lucha de clases, una decisión que afectó al propio Deng Xiaoping quién fue destinado a realizar trabajos manuales.
Las máxima formulada por Mao Zedong: "de qué sirve la industrialización si la misma restaura a las viejas clases reaccionarias en el poder", era una forma de ilustrar la contradicción principal durante el periodo de la Revolución Cultural.
Sin embargo, la Revolución Cultural sumiría a China en un caos social con movilizaciones de millones de personas en contra de las viejas clases sociales, cuyos miembros a pesar de ser profesionales cualificados eran destinados a trabajos manuales en zonas rurales apartadas. La avanzada edad de Mao Zedong le haría perder el control de los acontecimientos, y de facto China durante los últimos años de la revolución cultural estuvo regida por la sectaria y dogmática banda de los cuatro.
A la muerte de Mao Zedong en 1976, Deng Xiaoping iniciaría un movimiento político dentro del PCCh para remover a la banda de los cuatro de sus puestos. En 1979 Deng Xiaoping se convertiría en el líder del PCCh, y en 1982, inauguraría el XII Congreso del PCCh con el discurso "Abrir en toda la línea nuevas perspectivas para la modernización", en el mismo definiría la idea de construir el socialismo con características chinas, situando la contradicción principal "entre el atraso industrial y el desarrollo de las fuerzas productivas". El congreso realizó un balance negativo del caos que supuso la "revolución cultural", pero aunque ello fue así, la etapa de la industrialización pospuesta durante más de una década por la prioridad dada a la lucha de clases, se iniciaría de nuevo, pero esta vez al frente de la administración del Estado ya no estaban los funcionarios del Antiguo Régimen sino funcionarios comprometidos con la causa revolucionaria.
Deng Xiaoping sería el principal impulsor de las políticas para la resolución de la contradicción principal "entre atraso y desarrollo", combinando la economía planificada del Estado con la introducción de la economía de mercado en los sectores económicos de bienes y servicios. La frase atribuida a Deng Xiaoping, "no importa que el gato sea rojo o negro, sino lo importante es que cace ratones" expresaba la disposición de las autoridades chinas de incluir todas las formas de producción que impulsasen el desarrollo económico.
Desde los inicios de la década de los ochenta hasta la crisis económica del 2008, el PIB de China crecería a un promedio del 10% anual, convirtiéndose China en la denominada "fábrica del mundo de productos manufacturados". Este crecimiento económico permitió sacar de la pobreza a más de 500 millones de chinos, sin embargo, el desequilibrio en los ingresos también aumentó.
En el XVIII congreso del PCCh, celebrado en el año 2012, se perfilarían las políticas para alcanzar en el 2020 la meta de la construcción de una "sociedad modestamente acomodada", lo que supondría alcanzar una renta per cápita en torno a los 12.000$. Sin embargo, China se enfrentaría a un reto económico fundamental denominado como "la trampa de los ingresos medios", de la que muy pocos países en vías de desarrollo han salido. La misma se genera en economías dependientes tecnológicamente de los países desarrollados, lo que impide avanzar en las mejoras de la productividad técnica, quedando estos países atrapados en una competitividad global basada en salarios medios o bajos.
Este desafío, lo abordarían los dirigentes chinos dando inicio a un cambio radical de su modelo productivo apostando por la innovación tecnológica propia, la cual ha tenido importantes progresos, y está suponiendo que China mejore su productividad técnica y, con ello, que los salarios puedan crecer sin afectar a la competitividad global. La innovación orientada a la modernización del aparato productivo y a la creación de nuevos e innovadores productos en materia de consumo e infraestructuras, cobró un fuerte impulso desde el XVIII congreso del PCCh bajo el liderazgo de su secretario y presidente de la nación Xi Jinping.
Los comunistas chinos, con la convicción de que se han situado en la vía correcta para superar la trampa de los ingresos medios proyectando a China en el camino de la innovación, celebraron recientemente su XIX congreso con el propósito de iniciar una nueva etapa histórica para China. Los objetivos centenarios de alcanzar una sociedad modestamente acomodada para el centenario de la fundación del PCCh en el 2021, tiene su objetivo más importante en la erradicación total de la pobreza en China, en la que se encuentran todavía sumidos más de 40 millones de campesinos de regiones remotas. Con relación al centenario de la fundación de la República Popular de China en el 2049, cuyo objetivo es la formación de una sociedad socialista avanzada, se definieron dos etapas: una comprendida entre el 2021 y el 2035, con el objetivo de consolidar la sociedad modestamente acomodada y constituirse en una potencia mundial en innovación tecnológica, y una segunda etapa entre el 2035 y el 2049 para convertir a China en un país "próspero, fuerte, democrático, culturalmente y tecnológicamente avanzado y armonioso con la naturaleza ".
Este cambio cualitativo de la nueva etapa que deberá recorrer la sociedad china, llevaría al PCCh en su XIX congreso a un cambio de la contradicción principal que había permanecido en vigor durante 35 años "entre atraso y desarrollo de las fuerzas productivas", por una nueva contradicción principal  que sitúa a China "entre la creciente demanda del pueblo de una vida mejor y el desarrollo desequilibrado e insuficiente" y que constituirá la base sobre la que se desarrollarán las políticas y las estrategias a largo plazo de la nación, para su resolución.
El mérito teórico de haber situado a China en esta nueva senda del desarrollo ha sido atribuida por el PCCh principalmente a su Secretario General Xi Jinping, que ha tenido su reconocimiento expreso en una enmienda de los estatutos del PCCh en la que se afirma: "en consonancia del desarrollo de los tiempos y basándose en la combinación de la teoría y la práctica, los comunistas chinos, con el camarada Xi Jinping como su exponente principal, han dado forma al pensamiento de Xi Jinping sobre el socialismo con peculiaridades chinas de la nueva época". "Representando los últimos logros de la sinización del marxismo, la guía de acción para alcanzar la gran revitalización de la nación china".
En política exterior, según lo acordado en el XIX congreso, China seguirá guiándose como hasta ahora por los cinco principios de la coexistencia pacífica, basados en el respeto entre naciones; en ningún momento pretenderá la hegemonía bien sea regional o global; abogará por nuevos esfuerzos para el progreso de todo el género humano en una economía global abierta en comercio e inversión, y se esforzará por ser una fuerza positiva en el mantenimiento de las reglas internacionales.
Si se mira desde una perspectiva histórica, esta concepción de las relaciones entre naciones, es nítidamente opuesta a la que siguió la URSS después de la Segunda Guerra Mundial basada en pretender la hegemonía a través de extender sus áreas de influencia geopolítica regidas desde Moscú, y es muy similar a la política pacifista proclamada por los bolcheviques en la revolución de Octubre que traería la paz con Alemania y el fin de la Primera Guerra Mundial, y en la actualidad, es claramente opuesta a la que práctica EEUU y los países de la OTAN de intromisión en los asuntos internos de otras naciones,  a veces ilegalmente desde el punto de vista del derecho internacional, como lo hacen actualmente en el espacio aéreo de Siria bajo el nombre de Coalición Internacional.

Con la disolución de la URSS en 1991, la revolución de Octubre como método de cambio político y social dejó de tener vigencia, si bien los ideales de alcanzar la fraternidad de todo el género humano que movieron a sus protagonistas siguen vigentes. La ideología comunista pretende el logro de la fraternidad universal, pero la aspiración de alcanzar la misma no es patrimonio exclusivo de la ideología comunista, sino que forma parte de la esencia humana, y por ello, el objetivo de construir la felicidad social en la Tierra en armonía con el medio ambiente se fraguará desde diversas ideologías basadas en el respeto entre naciones y opuestas a todo tipo de hegemonía.